Buscar en Sykrayo y la Red

sábado, 15 de septiembre de 2012

EL SUEÑO MAS GRANDE DE UN PEDOFILIO



Sinopsis:

La pedofilia es uno de los actos mas perversos que el hombre puede ejecutar, un pedófilo es un sujeto despiadado, que busca egoístamente su satisfacción sin pensar en las consecuencias que pueden afectar a los demás.

Desarrollo: 

En la antigua Atenas, la relación sexual con sujetos prepúberes, denominado pedofilia, era castigado con condenas que podían llegar a la pena de muerte.

En la Roma antigua, por su parte, la pederastia estaba muy difundida, pero sin las justificaciones de los griegos, y la pedofilia era también condenada.

La pedofilia es un acto inmoral que consiste en la excitación o placer sexual que se obtiene principalmente por actividades o fantasías sexuales con niños, por lo general un pedófilo desea a niños entre 8-12 años.





La pedofilia es un trastorno de la personalidad que posee un rasgo multifactorial de quien la padece.


Características del Pedófilo: 

• Seductor

• Amigable

• Aparenta ser una buena persona y se gana la confianza del niñ@

• Le gusta la compañía de niñ@s esto lo hace para sentir control sobre los niños y confianza

• Durante el juego trata de rosarse con el niñ@

• Trata de enamorar al niñ@


  Desordenes de la personalidad

 El pedófilo puede desarrollar conductas hostiles y puede alcanzar los niveles dentro de la criminalidad a causa de su fantasia.

La gente que presenta pedofilia declara sentirse atraída por los niños dentro de un margen de edad particular. Algunos individuos prefieren niños; otros, niñas, y otros, los dos sexos.

La pedofilia que afecta a las niñas como víctimas es mucho más frecuente que la que afecta a los niños ya que para un niña el hecho de sufrir abuso sexual puede arruinarles la vida.

Algunos individuos con pedofilia sólo se sienten atraídos por niños (tipo exclusivo), mientras que otros se sienten atraídos a veces por adultos (tipo no exclusivo). 

La gente que presenta este trastorno y que utiliza a niños según sus impulsos puede limitar su actividad simplemente a desnudarlos, a observarlos, a exponerse frente a ellos, a masturbarse en su presencia o acariciarlos y tocarlos suavemente.

 Otros, sin embargo, efectúan felaciones o cunnilingus, o penetran la vagina, la boca, el ano del niño con sus dedos, objetos extraños o el pene, utilizando diversos grados de fuerza para conseguir estos fines. Estas actividades se explican comúnmente con excusas o racionalizaciones de que pueden tener valor educativo para el niño, que el niño obtiene placer sexual o que el niño es sexualmente provocador, temas que por lo demás son frecuentes en la pornografía pedofílica.
 
Los individuos pueden limitar sus actividades a sus propios hijos, a los ahijados o a los familiares, o pueden hacer víctimas a niños de otras familias.

 Algunas personas con este trastorno amenazan a los niños para impedir que hablen. Otros, particularmente quienes lo hacen con frecuencia, desarrollan técnicas complicadas para tener acceso a los niños, como ganarse la confianza de la madre, casarse con una mujer que tenga un niño atractivo, comerciar con otros que tengan el mismo trastorno o incluso, en casos raros, adoptar a niños de países en vías de desarrollo o raptarlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes opinar pues eres Libre de hacerlo, pero ya que lo eres, se Cortés.